01 800 700 24 24 |  atencion@almacenesanfora.com.mx
FACTURACIÓN
 

Cake pops para hacer en familia

Nada mejor que una receta divertida para los peques en sus vacaciones. Sin duda, estas coloridas bolitas de pastel son una excelente opción para un día familiar, ya que tus peques pueden pasar tiempo contigo en la cocina, participando en la decoración de estas deliciosas cake pops.

Utensilios:

Tazón para mezclar

Un molde para elaborar cake pops

Palitos para cake pops

Un recipiente para fundir chocolate

Un trozo de unicel o corcho para clavar los palitos

Una batidora 

Un cernidor para la harina

 

Ingredientes:

  • 75 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 120 g de harina
  • 75 ml de leche
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vainilla

 

Ingredientes para decorar:

  • 200 g aprox. de chocolate de cobertura negro o blanco
  • 60 ml aprox. de aceite de girasol
  • Decoraciones de azúcar
  • Colorante alimenticio en pasta (opcional)

 

Preparación:

 

  1. Prepara la masa del pastel. Lo primero que harás es cernir la harina en tu cernidor marca EKCO con la levadura y reservar.
  2. Precalienta el horno a 180o C.
  3. Mezcla la mantequilla con el azúcar en tu tazón para mezclar marca WINCO, hasta que tenga una textura esponjosa y haya tomado un color blanquecino. Lo puedes hacer con tu batidora marca Hamilton Beach.   
  4. Añade el huevo y sigue batiendo.
  5. Ahora añade la leche y la vainilla. Mézclalo todo bien.
  6. Incorpora la harina tamizada con la levadura, batiendo la masa con suavidad. Procura que no quede ningún grumo.
  7. Con la ayuda de una cuchara o de una manga pastelera, llena las cavidades del molde hasta el máximo de su capacidad.
  8. Encaja bien la tapa y hornea durante 16 o 18 minutos a 180o C.
  9. Saca el molde del horno, deja que se enfríe durante unos minutos y, cuando ya no queme, desmolda las cake pops.

 

Y la parte más divertida… ¡a decorar! Aquí es donde los peques pueden participar con sus ideas y su creatividad.

 

  1. Derrite el chocolate de cobertura. Lo puedes hacer a baño María o en microondas.
  2. Toma cada palito y sumérgelo ligeramente en el chocolate.
  3. Clávalo en la bolita de pastel, insertándolo hasta 3/4 partes de la altura de la bola, o sea un poco más de la mitad. De esta manera crearás una especie de tope en la base de la cake pop para que la bola no se caiga del palo.
  4. Refrigera las cake pops durante 10 minutos para que el chocolate se endurezca.
  5. Pasado ese tiempo, baña las bolitas en chocolate. Si es necesario, vuelve a dar otro golpe de calor al chocolate para tenerlo bien derretido y añade el aceite de girasol. Mezcla bien para que la mezcla sea fluida y homogénea.
  6. Introduce las cake pops en el chocolate con cuidado, hasta la zona donde tenemos el tope de chocolate, de manera que también quede totalmente cubierto.
  7. Para escurrir el exceso de chocolate deja la bolita boca abajo durante unos segundos, mientras la agitas con cuidado y ligeramente de lado a lado.
  8. Una vez listo, déjalo secar colocándolo en el soporte de tu preferencia.
  9. Puedes decorar las cake pops con adornos de azúcar tipo toppings, sprinkles, etc.
  10. De igual manera, puedes hacerles las figuras que desees con chocolate blanco pintado con el colorante.

 

¡A disfrutar en familia!